Que Susto! pero ya ha pasado gracias

Menudo susto cuando en algún momento de flaqueza te dan ganas como de enamorarte otra vez. Menos mal que ha sido solo un instante.

Y es que pensar en ello me dan hasta sudores. Mas gracias a Dios que ha sido una falsa alarma.
Casi que prefiero una gripe que al fin y al cabo te deja menos dolorido que enamorarte. Y además con un paracetamol se pasa.

El día que me enamore otra vez va a ser porque ya se me ha ido la cabeza del todo.

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *